Chili Kiki

 

 

Hoy amanecí sintiéndome como Shakira, por suerte ni ciega, ni sorda, ni muda.

Más bien como esa otra canción: Loca loca loca!

Creo que esta sensación de locura es producto del stress y constantemente me digo: “El stress no siempre es malo Leti, es bueno para ayudarte a salir de tu zona de confort”.

 

Así que este momento me está ayudando a deshacerme de cargas pesadas que he llevado por años sin darme cuenta. Bueno… a mi me ataca así, por las noches en lugar de dormir, repaso en la oscuridad mi closet y pienso: Si este invierno no me pongo esa chaqueta azul... y así paso mis noches de insomnio pensando en lo que me sobra, porque si me enfoco en lo que me falta, las cuerdas vocales que Diosito me dio, no me alcanzarían para los gritos e improperios que me gustaría repartir y así quedarme livianita y tan, tan.

 

Después de dos continentes y cinco países tengo un mantra personal y este es: "Allí donde fueres haz lo que vieres". Cuando emigré a la Argentina me dediqué por unos tres meses ininterrumpidos a ver el show de Mirta Legrand y así aprendí a hablar mi propio idioma pero con un giro albiceleste. Yo que ya tenía problemas con los acentos en castellano, descubrí que el tema de la acentuación en el sur es otro tema y requiere una entrada aparte, así que prometo contarles luego del Tango y Las Malvinas.

 

Pero volviendo al mantra, este me ayuda a ir con los ojos abiertos y voy aprendiendo de lo que veo. A veces todo lo que veo no me gusta y es mejor hacerse el loco como los locales hacen. Esta es la mejor forma de pretender que la cosas muy feas no existen y una se acostumbra…

 

La cuestión es que después de casi tres años de observación continuada de los nativos, he venido a descubrir las virtudes de la cocina Slow, yes! Algunos sábados salgo a curucutear* a las tiendas de segunda mano, porque soy así hipster psicodélica y seudo-paleolítica y desde la primavera encontré una Slow Cooker radiante y perfecta por solo nueve dólares. Esto de las compras de segunda mano viene con bono, pues me da para mucho. Ya que me gusta imaginarme la situación detrás de cada cosa que rescato, me hago una historia y pienso que tal vez hubo un divorcio, o alguien termino su Phd y volvió a su hometown o la abuelita Nini se murió y aquí vinieron a parar todas sus cositas.

 

En fin, ya les dije que estaba sintiéndome un poco diferente, por eso hoy la sintaxis esta convulsiva. Hoy realmente de lo que quiero hablarles es de El Chili con carne, una pieza del recetario popular Norteamericano. Es tan popular que hay festivales y concursos de Chili.

Hay historias de hermanos peleados por discusiones sobre quien hace el mejor chili de la familia y como toda receta popular los orígenes no están muy claros, así que los mexicanos reclaman la denominación de origen. Mientras Texas y Arizona sostienen que es allí donde se prepararon los primeros chilis de la historia reciente. Otro detalle interesante es que es una receta para hombres, son solo los hombres los que cocinan el chili. Pero como en la república independiente de mi hogar yo hago lo que quiero, pues aquí se rompe la regla.

 

 

Chili con carne en slow cooker:

Para 4 personas

 

400 g de carne picada de ternera

5 dientes de ajo

1 cebolla grande

1 pimiento rojo

1/2 Kg de tomates previamente licuados

1 lata de cerveza

1 taza de frijoles o pintos

Sal y pimienta molida

Azúcar morena una cucharada

Aceite de oliva

Orégano

Cayena en polvo, Chipotle o jalapeños

 

Remoja los frijoles o pintos del color de tu preferencia desde la noche anterior con un poco de bicarbonato. Por la mañana acláralos y dales un hervor rápido, cuélalos y consérvalos hasta que la carne este dorada. Corta la cebolla, ajos y pimiento, rehógalos y agrega la carne, hasta que estén listos. Seguidamente pasa todos los ingredientes a la slow cooker y déjalos cocinar por unas 6 u 8 horas. Rectifica la sazón y sírvelo solo o con arroz blanco o tortillas de maíz. Si deseas omitir la carne deberías aumentar las cantidades de aliños y especias. También puedes agregarle queso cheddar en cada plato.

 

*Curucutear: 1. tr. coloq. Ven. Hurgar en cosas propias o ajenas.

 

Save

Please reload

Las Recetas de Nini

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon