Chia pudding

Llegó el Otoño y a mí me parece que ayer fue Navidad y por aquí seguimos buscando agua en Marte, mientras parejas del mismo sexo aún no pueden casarse en algunos lugares. Nadie habla, ni quiere hablar de eutanasia y la semana pasada leí que encontraron una correlación entre el cáncer infantil y los insecticidas.

Yo sin ser científica ya me imaginaba dicha vinculación y no puedo dejar de pensar en Galileo Galilei. Alguna vez han imaginado ese momento... cuando Galileo va camino a su muerte y murmura:  “è vero, si muove”    

 

Cuando nos sintamos incomprendidas, pensemos en Galileo y seguro se nos pasa.

 

Hoy quiero hablarles de la Chia, una semillita chiquitica que es considerada junto a la Quinoa una celebrity de la cocina contemporánea, las dos están en la lista de lo que ahora llaman Superfood, pero ambas son alimentos Precolombinos. Si aún no las has probado no pasa nada, habemos millones de personas que crecimos sin saber que era la Chia y la Quinoa, solo consumiendo otro superalimento con menos publicidad: las lentejas de toda la vida.

 

Lo que sí es cierto que tanta investigación para llevar gente a Marte, pues está dando sus frutos para los que nos quedaremos por aquí y me imagino que la NASA buscando comiditas que soporten el viaje pues ha investigado sobre los múltiple beneficios de estas semillas. Lo mejor es que están a nuestro alcance, solo roguemos que a nadie se le ocurra modificarlas genéticamente, pues ahi si la liamos parda. Dicen que la Chia tiene más omega3 que el salmón y la Quinoa es una bomba de proteínas con ocho aminoácidos esenciales!

 

Yo soy más de salado que de dulce, y no consumo café, ni azúcar, no porque sea marciana, me encantan el café y las tartas, pero he tenido que reducir su consumo porque me producen taquicardia. Por ello siempre estoy en la búsqueda de alternativas saludables y así he venido a descubrir el Pudin de Chia que esta buenisimo!

 

Para 4 porciones:

⅓ taza de semillas de Chia

1 1/2 taza de leche de Almendras

4 cucharadas de jarabe de Arce

unas gotitas de Vainilla

Chocolate negro 70% cacao

 

Mezcla la leche de almendras con las semillas de chia, el jarabe de arce y las gotas de vainilla. Coloca un trozo de chocolate en el fondo de cada vaso y agrega la mezcla.

Refrigerar por unas ocho horas o toda la noche y para servir puedes agregar helado o crema batida o la fruta de tu preferencia.

 

 

Please reload

Las Recetas de Nini

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon